Estimulacion Cognitiva Infantil

Estimulacion Cognitiva Infantil

20,00 €

Producto Disponible - (Imp. Incluidos)


Libros de importación. Puede haber retrasos en el envío.


  • SKU: 9789878632728
  • Editorial: editorial neuroaprendizaje infantil
  • Peso: 800 gramos
  • Dimensiones: 30cm X 20cm X 5cm


Este cuadernillo esta diseñado para niños a partir de los 6 años de edad. Es un material atractivo para utilizar en diferentes ámbitos educativos con el fin de estimular las principales funciones cognitivas. Contiene una guía didáctica y un registro para seguir los progresos.

Guía didáctica: ejercicios de estimulación cognitiva en niños 1- La importancia de la estimulación cognitiva en niños Los humanos contamos con una serie de capacidades (cognitivas, funcionales, motoras y emocionales) que nos permiten adaptarnos a nuestro entorno, y cada una juega un papel específico en dicho proceso de adaptación. Estimular las diferentes áreas cognitivas, como la memoria, atención, percepción y ubicación espacial, nos permite apropiarnos del conocimiento del mundo, participar de actividades diversas y adquirir herramientas para enfrentar la vida. 2- Objetivos psicopedagógicos y características del presente cuadernillo I. Estimulación de las funciones ejecutivas: Las funciones ejecutivas son capacidades que nos permiten canalizar la información, planificar, tomar decisiones y controlar las emociones. Las funciones más importantes son la inhibición, la flexibilidad cognitiva y la memoria a corto plazo. Cuando encontramos algún déficit en las funciones ejecutivas también podríamos observar algunos de los siguientes comportamientos: • Rasgos impulsivos y de distracción. • Ejecución desordenada de tareas. • Déficits de inhibición. • Dificultad para dejar una actividad y pasar a otra. • Problemas para seleccionar entre dos tareas que son opuestas. • Dificultad de control en la ejecución de una tarea. • Dificultades en la resolución de problemas (RP). • Necesidad de recibir instrucciones constantemente. • Falta de interés por el aprendizaje. II. Aprendizaje de competencias básicas: Este aprendizaje le permite a los niños adquirir diversas estrategias necesarias para su desarrollo personal, para la interacción con los otros y como medio para la resolución de situaciones problemáticas. III. Destinatarios: El cuadernillo puede ser utilizado por profesionales de educación primaria y de educación especial. En el ámbito privado, pueden emplearlo psicopedagogos, pedagogos, orientadores y fonoaudiólogos, entre otros profesionales. Las familias también pueden usarlo como herramienta para ayudar a sus hijos. IV. Particularidad del material: El material está diseñado para niños de aproximadamente 6 a 9 años; sin embargo, estas edades pueden variar de acuerdo con las necesidades de cada niño. El cuadernillo está conformado por diversas actividades que permiten estimular y reforzar todas las áreas, y además brinda información sobre las habilidades que ha adquirido el niño y sobre aquellas que se deben reforzar. Sus características principales son que las consignas son breves y están escritas en imprenta mayúscula y, además, presenta actividades atractivas que se vuelven cada vez más complejas. V. Estilo de actividades y su implicancia: • Ubicación espacial: el desarrollo de la noción de espacio en los niños condiciona el aprendizaje en general. Incide de manera muy directa en la lectoescritura y en las matemáticas. Implica actividades en las que los niños deben resolver situaciones en las que se les brindan las herramientas, como ser dibujos de brújulas y laberintos, entre otros objetos, y otras actividades en las que deben recordar lugares para poder plasmarlos en forma de planos o dibujos. • Lateralidad: permite un correcto aprendizaje de la lectoescritura, la elaboración del esquema corporal y la organización de las referencias espaciales derecha-izquierda. • Atención selectiva: es la capacidad para dirigir la atención y centrarse en algo sin permitir que otros estímulos, ya sean externos o internos, interrumpan la tarea. Se aborda la atención selectiva con ejercicios que requieren que los niños seleccionen la letra o el número solicitado y los diferencien de los demás. • Atención sostenida: capacidad de mantener de manera fluida el foco de atención en una tarea o un evento durante un período de tiempo prolongado. Este tipo de atención también se llama “vigilancia”. Las actividades consisten en poder memorizar una figura e identificarla entre otras que tienen características similares. • Códigos: las actividades consisten en seguir un código según el modelo presentado. • Numeración: implica el desarrollo de las operaciones matemáticas. • Coordinación viso-motriz: la coordinación viso-motriz implica el ejercicio de movimientos controlados y deliberados que requieren de mucha precisión. Es necesario manejar estos movimientos a la hora de realizar tareas en las que se utilizan de manera simultánea los ojos, las manos y los dedos para poder reproducir un modelo lo más parecido posible al original. • Lingüística: plantea resolver situaciones en las que se deben formar palabras, identificarlas y clasificarlas, entre otras actividades. • Motricidad: se manejan actividades que permiten estimular y desarrollar la motricidad fina. • Memoria: se utilizan actividades que refuerzan el uso de la memoria a corto plazo, la memoria a largo plazo y la memoria de trabajo. • Creatividad: las tareas proponen diseñar algo nuevo a partir de algo establecido. VI. ¿Cómo se debe emplear el cuadernillo? Para utilizar el cuadernillo de una manera óptima, se recomienda comenzar desde el principio, respetando la organización establecida, ya que su diseño alterna actividades para ir trabajando diversas áreas complementarias. Si los profesionales necesitan abordar una única área, pueden guiarse por la grilla de actividades y seleccionar aquellas que necesitan abordar. Cuando la familia emplea este cuadernillo, lo recomendable es que, antes de empezar a usarlo, reciban una orientación por parte de un profesional que indique qué actividades se deben realizar y qué cantidad por día según las particularidades del niño. Por último, es de suma importancia brindarles a los niños instrucciones sobre cada ejercicio. Los adultos deben tener presente qué áreas quieren abordar y las herramientas, habilidades y conocimiento previos con los que cuenta cada niño. De esta forma logramos seleccionar actividades que generen un conflicto cognitivo en el niño y evitamos que se frustre o que la tarea le resulte insignificante. Mi experiencia como psicopedagoga me ha demostrado que reforzar algunas de estas áreas provoca un efecto positivo en el niño cuando logra identificar sus avances y desarrolla más sus capacidades, en la medida que va adquiriendo estrategias y descubre el placer por el aprendizaje.uía didáctica: ejercicios de estimulación cognitiva en niños 1- La importancia de la estimulación cognitiva en niños Los humanos contamos con una serie de capacidades (cognitivas, funcionales, motoras y emocionales) que nos permiten adaptarnos a nuestro entorno, y cada una juega un papel específico en dicho proceso de adaptación. Estimular las diferentes áreas cognitivas, como la memoria, atención, percepción y ubicación espacial, nos permite apropiarnos del conocimiento del mundo, participar de actividades diversas y adquirir herramientas para enfrentar la vida. 2- Objetivos psicopedagógicos y características del presente cuadernillo I. Estimulación de las funciones ejecutivas: Las funciones ejecutivas son capacidades que nos permiten canalizar la información, planificar, tomar decisiones y controlar las emociones. Las funciones más importantes son la inhibición, la flexibilidad cognitiva y la memoria a corto plazo. Cuando encontramos algún déficit en las funciones ejecutivas también podríamos observar algunos de los siguientes comportamientos: • Rasgos impulsivos y de distracción. • Ejecución desordenada de tareas. • Déficits de inhibición. • Dificultad para dejar una actividad y pasar a otra. • Problemas para seleccionar entre dos tareas que son opuestas. • Dificultad de control en la ejecución de una tarea. • Dificultades en la resolución de problemas (RP). • Necesidad de recibir instrucciones constantemente. • Falta de interés por el aprendizaje. II. Aprendizaje de competencias básicas: Este aprendizaje le permite a los niños adquirir diversas estrategias necesarias para su desarrollo personal, para la interacción con los otros y como medio para la resolución de situaciones problemáticas. III. Destinatarios: El cuadernillo puede ser utilizado por profesionales de educación primaria y de educación especial. En el ámbito privado, pueden emplearlo psicopedagogos, pedagogos, orientadores y fonoaudiólogos, entre otros profesionales. Las familias también pueden usarlo como herramienta para ayudar a sus hijos. IV. Particularidad del material: El material está diseñado para niños de aproximadamente 6 a 9 años; sin embargo, estas edades pueden variar de acuerdo con las necesidades de cada niño. El cuadernillo está conformado por diversas actividades que permiten estimular y reforzar todas las áreas, y además brinda información sobre las habilidades que ha adquirido el niño y sobre aquellas que se deben reforzar. Sus características principales son que las consignas son breves y están escritas en imprenta mayúscula y, además, presenta actividades atractivas que se vuelven cada vez más complejas. V. Estilo de actividades y su implicancia: • Ubicación espacial: el desarrollo de la noción de espacio en los niños condiciona el aprendizaje en general. Incide de manera muy directa en la lectoescritura y en las matemáticas. Implica actividades en las que los niños deben resolver situaciones en las que se les brindan las herramientas, como ser dibujos de brújulas y laberintos, entre otros objetos, y otras actividades en las que deben recordar lugares para poder plasmarlos en forma de planos o dibujos. • Lateralidad: permite un correcto aprendizaje de la lectoescritura, la elaboración del esquema corporal y la organización de las referencias espaciales derecha-izquierda. • Atención selectiva: es la capacidad para dirigir la atención y centrarse en algo sin permitir que otros estímulos, ya sean externos o internos, interrumpan la tarea. Se aborda la atención selectiva con ejercicios que requieren que los niños seleccionen la letra o el número solicitado y los diferencien de los demás. • Atención sostenida: capacidad de mantener de manera fluida el foco de atención en una tarea o un evento durante un período de tiempo prolongado. Este tipo de atención también se llama “vigilancia”. Las actividades consisten en poder memorizar una figura e identificarla entre otras que tienen características similares. • Códigos: las actividades consisten en seguir un código según el modelo presentado. • Numeración: implica el desarrollo de las operaciones matemáticas. • Coordinación viso-motriz: la coordinación viso-motriz implica el ejercicio de movimientos controlados y deliberados que requieren de mucha precisión. Es necesario manejar estos movimientos a la hora de realizar tareas en las que se utilizan de manera simultánea los ojos, las manos y los dedos para poder reproducir un modelo lo más parecido posible al original. • Lingüística: plantea resolver situaciones en las que se deben formar palabras, identificarlas y clasificarlas, entre otras actividades. • Motricidad: se manejan actividades que permiten estimular y desarrollar la motricidad fina. • Memoria: se utilizan actividades que refuerzan el uso de la memoria a corto plazo, la memoria a largo plazo y la memoria de trabajo. • Creatividad: las tareas proponen diseñar algo nuevo a partir de algo establecido. VI. ¿Cómo se debe emplear el cuadernillo? Para utilizar el cuadernillo de una manera óptima, se recomienda comenzar desde el principio, respetando la organización establecida, ya que su diseño alterna actividades para ir trabajando diversas áreas complementarias. Si los profesionales necesitan abordar una única área, pueden guiarse por la grilla de actividades y seleccionar aquellas que necesitan abordar. Cuando la familia emplea este cuadernillo, lo recomendable es que, antes de empezar a usarlo, reciban una orientación por parte de un profesional que indique qué actividades se deben realizar y qué cantidad por día según las particularidades del niño. Por último, es de suma importancia brindarles a los niños instrucciones sobre cada ejercicio. Los adultos deben tener presente qué áreas quieren abordar y las herramientas, habilidades y conocimiento previos con los que cuenta cada niño. De esta forma logramos seleccionar actividades que generen un conflicto cognitivo en el niño y evitamos que se frustre o que la tarea le resulte insignificante. Mi experiencia como psicopedagoga me ha demostrado que reforzar algunas de estas áreas provoca un efecto positivo en el niño cuando logra identificar sus avances y desarrolla más sus capacidades, en la medida que va adquiriendo estrategias y descubre el placer por el aprendizaje.

Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario